Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

jueves, diciembre 15, 2011

Tiempo de vida

En fin, ya sé que este libro (no es exactamente una novela, está más cerca del ensayo intimista) cuenta con todas las bendiciones del mundo: ha recibido el premio Nacional de Narrativa 2011, numerosos ditirambos en los medios más variados, loas sin fin. Pero, imagino que como lector tengo derecho a discrepar. Aun admitiendo que no es habitual la franqueza descarnada con la que habla, me ha parecido una obra enfática, con una prosa reiterativa, redundante, un uso abusivo de la anáfora, de la pregunta retórica, del por que con valor final, de una serie de tics efectistas, del puede que sea a aunque no hay que descartar que sea b. Personalmente creo que hay una sobredosis de lirismo, una obscena pornografía sentimental, una exhibición impúdica, el narrador me parece un niño de papá que pone de manifiesto su frustración y su rabia porque pese a ser ya bastante talludito el papá no le da dinero y pasa estrecheces económicas (no se le debe haber ocurrido que la ley laboral en España permite trabajar a partir de los 16 años), nos cuenta sin pudor alguno sus maniobras para conseguir que su mujer (vaya por dios, profesora de instituto) consiga una plaza en Madrid (al margen del concurso de traslados en el que participamos los simples mortales), las diferentes becas que conseguía para irse a escribir al extranjero (Italia, Francia...). Hay un ensañamiento sin límites con la pareja del padre, desvela asuntos que maldita la gracia que debería hacerle al padre difunto, practica un maniqueísmo vergonzante (la amiga que conoció su padre en Brasil sufre un linchamiento en toda regla), busca en mi opinión de una manera artera la conmoción del lector. Lo que me duele es que, siendo evidente que Giralt Torrente conoce el oficio y no es ningún patán de la palabra, haya optado por una solución sin duda rentable, a juzgar por los réditos obtenidos, pero tan desmesuradamente lacrimógena, tan hiperbólicamente emotiva, que logra el efecto contrario, un poderoso hastío, por más que muchos incondicionales afirmen que lloraron a lágrima viva durante su lectura. Pues muy bien.

6 Comments:

Blogger Mares said...

Pues yo que soy de lágrima floja (lloré con la muerte de Lola flores) mejor me abstengo entonces de su lectura, además de que tiene pinta de no tener ni un solo dibujo y para llorar ya está amar en tiempos revueltos. ;-)

19:52  
Anonymous Anónimo said...

Otro juicio ecuánime: ¡¡¡¡ES UNA MIERDA PINCHÁ'EN UN PALO!!!!

20:58  
Blogger Joana said...

No puc opinar, no l'he llegit. Tot i això crec que el lirisme mai pot ofegar una narració, més aviat l'enalteix i sobre la pornografia sentimental o exhibició impúdica, pense que mereixen altres qualificatius.
Parle sense cap autoritat, és clar, però em sembla que amb judicis com aquest es menyspreen altres manifestacions literàries de to intimiste.

12:09  
Anonymous Anónimo said...

Sobre gustos y literaturas será muy difícil, afortunadamente, que nos pongamos todos de acuerdo...A mí precisamente lo que me gusta de ese libro es la sinceridad del autor y ese modo tan hábil que tiene de reflexionar intelectualmente sobre sus sentimientos e intimidades, algo complicadísimo y al alcance de solo un puñado de escritores elegidos.
J.C.

16:38  
Blogger Ángel said...

El título te viene a pelo profe jajajaja. Deberías dedicar una entrada a lo que te ha ocurrido hoy xD.

18:04  
Blogger Juan Fernández Sánchez said...

Joana, no tengo nada contra el intimismo, solo que creo que no viene al caso contar que las relaciones sexuales entre sus padres no eran muy satisfactorias, por ejemplo.
JC, de acuerdo contigo en la sinceridad y en el mérito de la intelectualización (suponiendo que exista el término) de algo tan íntimo. He leído otras cosas de Giralt y me gustan, pero en esta ocasión, y puedo estar equivocado, creo que ha apostado sobre seguro.
Gracias a los cuatro, en todo caso, por vuestra opinión.

18:27  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home