Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

viernes, diciembre 02, 2011

Modorra

Este blog nació con vocación amable y una de sus premisas era que, con independencia de mi estado anímico, ya se sabe, frecuentes erecciones y descensos, que diría Burroughs, no habría cabida para el mal humor o la atrabilis, pero hoy tengo que reflejar mi rabia impotente cuando escucho a la misma señora con unos ingresos que superan con creces los 200.000 euros anuales, pedir al pueblo sangre, sudor y lágrimas y anunciar recortes a los funcionarios de un 3%, a añadir al 5% gentileza de Zapatero. Creen que haber ganado unas elecciones que ni reflejan el voto real (se adultera la representación proporcional en función de los votos) ni dejan más opciones que optar entre un partido que ha gestionado la crisis con una torpeza infinita y otro que tiene como misión primordial arrasar con lo poco que queda del denostado Estado de bienestar, les concede patente de corso. Tal vez habría que crear un tribunal especial para el terrorismo social, para aquellos dirigentes políticos que apoyándose en la artillería mediática que bombardea las conciencias hasta reducirlas a la nada favorecen descaradamente los privilegios de la clase a la que sirven y aprietan a conciencia los cuellos de la mayoría. De no mediar una tragedia cotidiana para tanta gente, el asunto daría para un buen guion del añorado Azcona y una película de Berlanga, en la que esta señora con peineta y mantilla sería un ser irrisorio y estrafalario, capaz tan solo de asustar a los niños en las carnestolendas. Duele lo indecible esta modorra general, esta aceptación entusiasta de la derrota, la inconsciencia con que nos arrojamos en brazos de nuestros verdugos y bailamos alegremente con ellos la obscena danza de la muerte.

3 Comments:

Anonymous Penelope said...

La impotencia a la que continuamente nos vemos sometidos en la mayoría de las ocasiones se convierte en indiferencia.
Ante la imposibilidad de luchar contra la corrupción manifiesta del poder, nuestro mecanismo se tambalea entre la rotunda negación y la lucha y la simple acomodación que llevada a casos extremos se convierte en inercia.
Lamentable, pero real, bailamos con la damisela. y esto por nuestra parte es algo Imperdonable.

17:46  
Anonymous Myself said...

Para que no todo sea rabia e impotencia , aquí te dejo un enlace con los recortes sanitarios

09:20  
Anonymous Anónimo said...

http://desmotivaciones.es/3289322/Pajin-quita-la-viagra

Reir siempre va bien y rejuvenece el ánimo ¡Qué le vamos a hacer!

09:23  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home