Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

sábado, marzo 05, 2011

Primos

Habrá quienes, puristas, aleguen que el desarrollo de los acontecimientos, el trazo de los personajes y la resolución de los conflictos sean poco verisímiles, como si la vida misma lo fuese. Entremos en materia: solo la primera secuencia, en la que un soberbio Quim Gutiérrez se dirige a unos estupefactos invitados a su fallida boda, justifica con creces el precio de la entrada. Luego, unos diálogos chispeantes, dignos del mejor Allen o Lubitsch, una acción desenfrenada, unas interpretaciones ajustadas a las morfologías de los personajes, con un punto de contención dentro de lo disparatado del guion, un escenario sugestivo (la ciudad de Comillas), la mano diestra de Sánchez Arévalo cambiando de perspectiva para mostrarnos el patetismo de los personajes, unos Raúl Arévalo, Inma Cuesta y Antonio de la Torre, amén del mencionado Gutiérrez, realmente espléndidos, la sabia y equilibrada combinación de vodevil, guiñol, farsa y tragedia, incluso de astracanada, hacen que uno salga con la duda de si ha asistido a una comedia, un melodrama o un divertimento con unas gotas de Schopenhauer. En fin, cuando una película consigue hacerte reír y llorar, en ocasiones en breves intervalos, es porque goza del don de la emoción, un bien cada vez más escaso en nuestro cine.

3 Comments:

Blogger Maresfp said...

Fuí a ver Enredados y me quedé enredada con Primos. Me gustó.
Algunas escenas como la de la cochinilla en el cementerio, nos sirvió no solo a mí sino al resto de los espectadores para arrancarnos una carcajada.
Salí con tan buena sensación del cine, que si no fuera porque la cocacola era tamaño gigante y que nos sacaron por la puerta de atrás muy lejos de los WC, pues habría sido una jornada perfecta.

¿quién habrá sido el cabeza pensante que propuso las salidas en los cines del Nassica?.

22:32  
Anonymous Joana said...

Tomo buena nota y ya le dedicaré algún momento para verla. Cuando cualquier espectáculo consigue hacernos reir o llorar a la vez, sin duda alguna, la emoción nos hace sentir bien y se nos queda una sensación de felicidad muy agradable.

Ayer estuve en la presentación de un libro, el acto me conmovió de manera muy especial, no reí y lloré, però sí sonreí por la complicidad con el autor, un maestro jublilado que nos ofrecia su primer libro (4 años de trabajo) y lloré cuando le oí recitar de memoria dos poemas larguísimos que daban vida al rio de su pueblo. Nadie le conoce, es simplemente un professor de un colegio rural cercano al mío, pero todos los que le acompañamos, vivimos el acto como si de Gerardo Diego se tratase, y no exagero!!! Seguramente hoy le dedicaré un post, a este gran señor, que hizo participar hasta a sus nietos en su gran día.

Buen domingo

08:07  
Blogger Juan Fernández Sánchez said...

Maresfp, la dicha nunca es completa. Joana, estaré atento al blog. Buen domingo.

09:29  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home