Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

jueves, marzo 03, 2011

Barriando

Charlatán compulsivo como soy, dado a la palabrería y la cháchara, uno de mis mayores placeres es pasearme por el barrio y dejar que el azar comience a hacer de las suyas. Acostumbro a detenerme a saludar a los vecinos, colegas y conocidos de diversas tribus con quienes me encuentro por el barrio, y no es infrencuente que conversaciones que nacen con un intercambio de formalidades, la salud, el tiempo, el trabajo, acaben derivando hacia derroteros imprevisibles, llevándose la palma en este sentido la política, el deporte y el sexo. Sin embargo, hace unos días comprendí que debía poner coto a la longitud de estos efusivos y fortuitos encuentros: las cinco serían cuando salí de casa con el declarado propósito de comprar algo de fruta. Primero me topé con el bueno de Isidro, con quien abrevié el capítulo de urbanidades y me enfrasqué en una sesuda discusión sobre las ventajas de lo público y lo privado; después, tuve ocasión de escuchar con todo lujo de detalles la disertación sobre el estado laboral de mi excompañera Cristina; a continuación, comoquiera que tenía que pasarme por la consulta médica para conseguir unas recetas, mantuve una distendida charla con mi médico acerca del declive de la sanidad y pude enterarme de qué males aquejan en mayor grado a la vecindad; eran las siete y media cuando, con paso resuelto, dirigí mis pasos hacia la frutería. A punto estaba de alcanzar mi objetivo cuando coincidí con mi vecina África, quien me puso al corriente de la marcha académica de sus hijos y me advirtió, economista como es, sobre los sombríos tiempos que nos aguardan. Llegué a la frutería en el preciso instante en que estaban bajando el cierre, pero me dio tiempo para felicitar al frutero por la última victoria de su equipo. Al menos, el esfuerzo no fue por completo estéril.

5 Comments:

Blogger Maresfp said...

Barriando que es gerundio...

tu estas barriando
el/ella está barriando contigo mientras yo estoy barriendo y después un cerro de plancha me aguarda. Eso sí, la música a toda leche que hay que rentabilizar el mp4 de la pequeña.

Me encantan tus soliloquios y si me permites la sugerencia de adoptarte para el mío, es que aquí el frutero es un sieso y el médico un estirao, aquí si no fuera por la enfermera...

:-)

20:42  
Blogger Iris said...

Me consuela mucho pensar que no soy la única a quien le pasan cosas como las que describes. Creo que mi problema todavía es pero porque tú al menos llegas al sitio que tenias previsto en un principio, pero yo me pierdo por el camino. Ahora bien, cuando llego a cas anoto los versos que vagaban por mi cabeza y me consuelo con pensar que alún provecho le he sacado a mi salida a ninguna parte.

Maresfp, no planches, declarate en huelga de brazos caidos. Co la secadora, si sacas la ropa calentita,, como recien horneada, le pasas las manos con una suave carícia y queda impecanle. Palabra. Eso sí asegúrate de meter la ropa antes de que pare, que jo alguna vez me he llevado la sorpresa de encontrármela vacía i con la lavadora, idem!!!

Abraçades casolanes!!!

20:59  
Anonymous Anónimo said...

Planchar es un placer sensual, que cantaba no sé quién. Juan

23:35  
Anonymous Me, Anne said...

Nunca lo había imaginado así. A mi más que placer me produce estress!!!

Hago una prueba con el nuevo sistema, el el ratoncito.

Funcinará????

13:15  
Anonymous La plasta said...

Funciona, pero con las imágenes, me las he visto y deseado. A quien se le ocurriría cambiarnos el windows por el Lliurex!!!! (Linux)
No queda ni un sólo ordenador en el nuevo cole con Windows.

13:19  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home