Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

lunes, agosto 11, 2008

La Regenta según W.

Toca Clarín, La Regenta, en clase de Bachillerato. Desmenuzo la estructura, el estilo, el lenguaje, el contexto..., y llego a los personajes. La regenta, digo, se me antoja una víctima del sistema, una pieza a cobrar entre dos cazadores poderosos, Álvaro Mesía, el señorito decadente y frívolo, y Femín de Pas, el clérigo taimado y ladino. Ella, prosigo, trata de huir de ambos acosos, pero acaba cediendo, una vez superadas sus barreras metafísicas y morales. W., una alumna, se ha pasado todo el rato emitiendo bufidos crecientes en su intensidad, movimientos desaprobatorios con la cabeza y algún comentario sotto voce con su compañera. Tienes algún comentario que hacer, le preguntó. Vacila unos instantes, pero al fin se arranca. Jo, profe, es que no te entiendo, cómo puedes decir que esa tía era una víctima; lo que era, vamos, digo yo, como cualquier mujer casada que se acuesta con otro, es una guarrilla. De veras crees que la regenta era una guarrilla, le pregunto. Pues sí, se reafirma. Y son varios en la clase los que aprueban con sus risas sofocadas esta afirmación. Yo, en cambio, discrepo, creo que los guarrillos eran ellos.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La regenta, Anna karenina, las amistades peligrosas... que lucha interna entre los principios y la pasión , que forma de seducir por ambas partes, guarrillas, no, víctimas de un sistema,educación, ó época.
Al final gana el deso( corazón ) sobre la moral ( la razón ).

14:24  
Anonymous Anónimo said...

Creo que el drama que refleja la novela no trata sobre la historia de un adulterio y de un cura enamorado, sinó más bien a la lucha dramática entre lo natural y lo convencional.

15:54  
Anonymous Anónimo said...

A lo mejor el guarrillo era Clarín.
Un abrazo, querido Juan

08:28  
Blogger Gustavo said...

¡El guarro eres tú, Juan! Pero no por esto, sino en general. Je, je. Es broma. Un abrazo

21:35  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home