Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

domingo, agosto 03, 2008

Pícaros

26 años de experiencia dan para mucho. Entre la variopinta fauna docente que me he ido encontrando, destacan por méritos propios los pícaros. Entre ellos, sobresale con holgura el añorado P., capaz de suscitar los sentimientos más encontrados entre quienes le hemos conocido. P. me hizo pasar uno de los momentos más patéticos en toda mi carrera. Como hacía ya dos semanas que estaba de baja laboral, me decidí a llamar a su casa. Hola, soy un compañero del instituto, quería hablar con P., le dije a su mujer. No está, contestó, está en la gestoría de nuestro hijo mayor, te puedo dar el teléfono. Embargado aún por la estupección, llamé a la gestoría. Hola, P., ¿cómo estás? Ya ves, chico, con muchísimo trabajo, me replicó, imperturbable. El mismo P. tenía con la mosca detrás de la oreja al jefe de estudios porque faltaba por sistema los jueves. Cuando el cargo directivo indagó la causa, el inolvidable P. contestó: oye, es que para dos clases que doy ese día no merece la pena venir, tardo más en el transporte que en las clases. Y remato: P. compartía una guardia en la biblioteca con T., un compañero. Este, harto ya de no verle el pelo durante la misma, bajó bastante alterado al bar y se dirigió a él acaloradamente: oye, llevo todo el año haciendo las guardias solo. Entonces, P., sin soltar el botellín de cerveza, para pasmo de los allí presentes, replicó: ¿qué pasa?, ¿te da miedo?

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

INCREIBLE.

14:05  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home