Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

viernes, mayo 06, 2011

De los amores pretéritos

Nada más tentador que desembarazarse del pasado, arrojar por la borda un caudal de recuerdos que nos parecen un lastre en el presente, como quien rompe billetes ya usados, cartas que nunca más leeremos. Y sin embargo, esos amores caducos, las mismas hojas secas que conforman la alfombra cobriza (guiño a la fabulosa Fabu) sobre la que caminamos, fueron en su momento un manantial de emociones que sació nuestra sed en la travesía del desierto, la llama que nos abrigó y nos salvó del punto de congelación. Guardo un amable recuerdo de todos mis amores pretéritos, incluso de los que acabaron desabridamente, especialmente esos. Solo tengo que darles la vuelta, empezar por los finales y acabar con los principios, cuando la sonrisa era espléndida, la piel cálida y el beso rojo.

3 Comments:

Blogger Mares said...

Reflexiono.
Necesitamos de huellas dactilares en la piel, del abrazo en la distancia, del calor para reservar un lugar entre los recuerdos de amores pretéritos que nos permitan interpretar la partitura emocional que todos tenemos en nuestro interior.

Los que no supieron dejarnos su leve roce en el porvenir (desabridos como bien dices) por fuerza se convierten en pretérito imperfecto inmerecedores de ser conjugados, por tanto, es lógico que acaben silenciados para siempre.

Me deja pensativa esta entrada sí, y los tiempos verbales no se me dan ...
Mejor me dedico al arte de los cuidados.
Buenas noches y feliz fin de semana.

00:42  
Anonymous Marina said...

Mis amores presentes son suaves ligeros y transparentes coma las mañanitas frescas del mes de abril. Renacen con una lánguida y melancólica mirada hacia el mar y recobran toda la fuerza y pasión que ejercen en él las corrientes marinas. Me trascienden y se elevan silenciosamente para quedar flotando, atemporales, suspendidos en el aire, ajenos a toda atracción gravitatoria que pueda sustentarlos.

AUTOEVALUACION: Suficiente. ¿Se atreve el maestro a mejorar la redacción? Todo rescate se agradece.

08:25  
Anonymous Marina said...

PROPUESTA DE MEJORA

Recuerdos, abrazos, besos caducos y caricias de horas transitadas, alimentan vanamente el alma de reminiscencias pasadas y, nos invaden con el vacio eterno de las horas perdidas, que quedan más allá de la tibia frontera que separa cálidas miradas y labios ardientes de pasión.
Sin la claridad de unos ojos que celebren nuevas madrugadas, ni atardeceres suaves que nos arrullen entre sábanas, suspirando de placer, cavalgando entre olas entrelazadas y sin alas, sin la pasión febril de unas manos que nos rescaten de la escarcha...
Sin todo ello, el amor queda en el olvido. Ni pasado ni presente, ni futuro lo cobijan.No hay lugar para él entre los tiempos perfectivos que no terminan de calcinarlo, ni de los imperfectivos, que no le permiten avanzar.

AUTOEVALUACIÓN: Insuficiente (Vamos de mal en peor)

09:11  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home