Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

lunes, junio 06, 2011

De la diversidad de lo único y la unicidad de lo plural

En Alcalá 31, la Fundación Telefónica muestra en su exposición 1000 caras/ 0 caras/ 1 rostro, la obra fotográfica de tres autores, la estadounidense Cindy Sherman, el alemán Thomas Ruff y el mejicano Frank Montero. Empecemos por este último. Hace unos años, alguien que compró un mueble en un rastrillo, se encontró en su interior con esta colección de autorretratos, realizados a lo largo de su vida. Todo apunta a una fastuosa obra mistificadora, en la que nada parece concordar con la información suministrada a pie de foto, por lo que probablemente nos hallemos ante una broma descomunal, otro militante de lo apócrifo. Por su parte, el alemán Ruff se propone con sus despersonalizados primeros planos de diferentes personas, con idéntica inexpresividad y sobre fondos neutros, demostrar que el retrato en modo alguno puede reproducir la personalidad individual, la esencialidad personal, y que intentar ir más allá de su marco bidimensional es tan estéril como votar en unas elecciones. Y, por último, Sherman se disfraza ad infinitum, siempre ella como actriz y fotógrafa, demiurga y personaje, para de esta manera impostada reflejar nuestras máscaras sociales, las poses que adoptamos al viajar en un autobús o los clichés de los que se alimenta y prolonga al mismo tiempo la cultura cinematográfica. Al final, van a llevar razón los del padre Ripalda: somos uno y trino, por lo que deben extremar las precauciones cuando les toque el turno de paloma: hay mucho palomero con las escopeta cargada, vive dios.

2 Comments:

Blogger Mares said...

Paloma una y trina, jejejejej ¿esas no son las estorninas?

Lo peor de convertirse en paloma es que debes ponerte al día en como cagarte encima de la gente de todas las formas posibles, sin romper la imagen de que vas en son de paz.

18:14  
Anonymous Anónimo said...

Y la virgen María! Amén.

07:39  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home