Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

martes, marzo 15, 2011

Los infiernos artificiales

Me pregunto quién será el Melville o el Conrad actual que registre el dantesco espectáculo de un Japón asediado por tsunamis, temblores y escapes radiactivos, quién glosará este ejemplo sangriento del sempiterno combate entre el hombre y la naturaleza, de la fragilidad de la existencia, de la precariedad de la vida. Pero, también me pregunto quién será el Baudelaire de turno que se refiera no a los paraísos, a los infiernos artíficiales, quién denunciará a los consejeros áulicos, a los expresidentes lustrosos, a los creadores de opinión debidamente untados, lubricadas sus almas por una generosa nómina de las empresas del ramo, quién escribirá la crónica negra de este turbio tiempo, quién osará desenmascarar la palabra que sale del labio belfo, del gesto airado, de la verdad mercenaria. Quién, en este erial de oídos sordos, de cretinez y atonía, se plantará ante lo inevitable y, nadando contracorriente, con apenas una ligera oscilación de la cabeza, dirá simplemente no.

5 Comments:

Anonymous Joana said...

Como siempre tocas un tema muy interessante. Los interrogantes que planteas llevan implícita una difícil respuesta. Vivimos en una sociedad caracterizada por el conformismo social en todos los niveles y cada vez resulta más difícil plantar cara a tanta injustícia mediatizada, disfrazada y edulcorada.
Algunas veces vemos las cosas como nos las quieren hacer ver, pero otras cerramos los ojos por la impotencia ante las escasas posibilidades de actuar o reivindicar unos criterios más justos. Puede que hasta incluso nos dejamos arrastrar por simple comodidad. Decir no, o nadar contracorriente cada vez resulta más difícil y absurdo, pues cuando alguna vez lo intentas, el mundo entero se hunde a tus pies.
Puede que quizá sea cuestión de plantearnos la gran covardía que todos llevamos dentro y nos pongamos como meta soltar una cuantas negativas rotundas y directas cada día.
Difícil lo veo!!!

18:29  
Blogger Mares said...

Los grandes avances de la humanidad nacieron tras múltiples experimentos de prueba y error.
Creo que en estos momentos estamos en el lado de los resultados negativos a expensas de que algún sesudo científico quiera tomar su carpeta y se ponga a analizar las probabilidades de replantearse la hipótesis inicial.
¿Los gobiernos? puede que formen todos ellos parte de la tripulación del Pequod sin saber muy bien contra quien o quienes deben luchar y nosotros simplementes seamos el placctom que alimentemos al enorme Leviatan que es el progreso.

18:43  
Blogger Juan Fernández Sánchez said...

Habría que luchar precisamente contra los mandos del barco, creo yo.

21:13  
Blogger Mares said...

Primero habrá que reconocer a quien maneja la barca y seguramente sea la incógnita más difícil.

22:16  
Anonymous Joana said...

Hay días que es mejor no despertar. Me rindo antes de comenzar la batalla.
Abrazos a los dos

19:20  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home