Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

viernes, febrero 11, 2011

Aparatos

Ahora que Mubarak, por fin, ha dimitido, cuando la euforia recorre no solo Egipto, sino también los corazones de todos quienes aman la libertad, me parece un buen momento para formular unas cuantas preguntas elementales. Se me ocurre, por ejemplo, cuestionar cómo es posible que el partido del ahora cesante dictador haya pertenecido a la Internacional Socialista hasta hace unas semanas, cuando el hedor era ya insoportable. Cómo es posible que Mubarak haya contado con el apoyo y la financiación occidental, bajo la coartada de que peor sería el lobo islamista. Cómo que la misma prensa occidental (con alguna honrosa excepción, como el Guardian), haya mantenido un silencio tan férreo y disciplinado durante sus treinta años de gobierno. Y, por último, cómo es posible que ese apoyo, financiación y silencio se sigan manteniendo con otros países de la zona, como Marruecos, Arabia Saudí, Argelia o Libia. Definitivamente, habrá que inventar un aparato que realice tests de moralidad. O, mejor, otro que calibre con exactitud la pestilencia de las heces ideológicas de nuestros gobernantes.

2 Comments:

Anonymous Joana said...

Así es, Juan.
Te dejo el canto a la libertad de Labordeta:
CANTO A LA LIBERTAD - José Antonio Labordeta



Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

Hermano, aquí mi mano,
será tuya mi frente,
y tu gesto de siempre
caerá sin levantar
huracanes de miedo
ante la libertad.

Haremos el camino
en un mismo trazado,
uniendo nuestros hombros
para así levantar
a aquellos que cayeron
gritando libertad.

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

Sonarán las campanas
desde los campanarios,
y los campos desiertos
volverán a granar
unas espigas altas
dispuestas para el pan.
Para un pan que en los siglos
nunca fue repartido
entre todos aquellos
que hicieron lo posible
por empujar la historia
hacia la libertad.
Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

También será posible
que esa hermosa mañana
ni tú, ni yo, ni el otro
la lleguemos a ver;
pero habrá que forzarla
para que pueda ser.

Que sea como un viento
que arranque los matojos
surgiendo la verdad,
y limpie los caminos
de siglos de destrozos
contra la libertad.

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

08:52  
Blogger Maresfp said...

Permite que para acallar el ruidoso estruendo de estas ventosidades eleve los altavoces para escuchar La Obertura 1812, de Chaikovski, es que es sabado sabadete y no todo huele a podrido en Dinamarca.

Supongo que en tierra de faralaes, lo que más nos preocupa son otros asuntos referentes a otras "ambiciones"
¿Lobo islamita?
YUYU

09:39  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home