Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

jueves, enero 13, 2011

En olor de santidad

 
Pasos en el proceso oficial de causa de los santos:
Venerable: Con el título de «Venerable» se reconoce que un fallecido vivió las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las cardinales (fortaleza, prudencia, templanza y justicia) y todas las demás virtudes de manera heroica; es decir, extraordinaria.
Beato: Además de los atributos personales de caridad y virtudes heroicas, se requiere un milagro obtenido a través de la intercesión del «Siervo de Dios» y verificado después de su muerte. El milagro requerido debe ser aprobado a través de una instrucción primaria canónica especial, que incluye tanto el parecer de un comité de médicos (algunos de ellos no son creyentes) y de teólogos. El milagro no es necesario si la persona ha sido reconocida mártir. Los beatos son venerados públicamente por la iglesia local.
Santo: Con la canonización, al beato es incluido en la lista o canon de los santos de la Iglesia (de allí el nombre de canonización). Para este paso hace falta otro milagro atribuido a la intercesión del beato y ocurrido después de su beatificación, aunque el Papa puede obviar estos requisitos. Mediante la canonización se concede el culto público en la Iglesia universal. Se le asigna un día de fiesta y se le pueden dedicar iglesias y santuarios.
                                                                       ABC, 12 de enero de 2011

3 Comments:

Blogger Iris said...

Un placer escuchar la canción.

Ja que estás tan méstico te dejo un poema relacionado con la creación, con olor a santidad o no. vaya usted a saber.

Faça’s la llum
Faça's la llum
sobre els cossos
tremolosos de passió!

Divina frase de la creació,
que ressona
davant del desig sublimat
del foc en la pell,
de la pulsió enfervorida
dels amants
que es busquen
per a fondre's
en l'èxtasi d'una abraçada.

I jo em pregunte:
Perquè luxe i luxúria
s'assemblaran tant?

Joana Navarro

18:07  
Blogger Iris said...

MÍSTICO

18:08  
Blogger Maresfp said...

No sé que nos esperará cuando nos llegue la hora de abandonar nuestro cuerpo serrano, si será el cielo, o la reencarnación en vete tu a saber que clase de animal, pero lo que tengo claro clarísimo es que en el momento de morir el olor no es de santidad (si es que oler a santidad viene a suponer un olor a esencias puras y suaves) aunque ahora que lo pienso, tampoco se me ha dado el caso de velar a ningun santo, en cambio desvestir borrachos...

Por cierto, hablando de reencarnaciones, os recomiendo un libro muy divertido, Maldito Karma de David Safier, muy recomendable como lectura para los momentos de bajón.

12:48  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home