Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

miércoles, febrero 29, 2012

Un discípulo (aventajado) de Wittgenstein

Todos mis alumnos son iguales para mí, pero admito que los hay más iguales que otros. Entre ellos está el gran E, uno de esos tipos tocados con la varita del ingenio y la picaresca. Pregunto en clase qué recurso hay en el verso quieto y en marcha a la vez, y comoquiera que nadie contesta, les ayudo: pa-pa-pa-, para-para-para-, hasta que el inefable E se lanza sin pa-paracaídas: lo sé, profe, parálisis. Paralizado me he quedado, sin paradoja  que valga.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La parálisi del pensamiento proyectada en el lenguaje, una nueva perspectiva, sin duda a considerar, felicita a tu alumno de mi parte, pero dile que se estudie las figuaras retóricas, que poco le servirá en su examen tanto ingenio :)

15:27  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home