Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

lunes, enero 16, 2012

El topo

La apuesta de Tomas Alfredson era sumamente arriesgada: ahí es nada, llevar de nuevo a la pantalla (en esta ocasión, grande) la misma novela de John Le Carré, El topo, que ya había sido llevada con un éxito sin precedentes por Alec McGuinness a la pequeña pantalla, un par de décadas atrás, en la mítica producción de la BBC. Y para dificultar aún más la tarea, le adjudica el papel protagonista, el de Smiley, nada menos, a un actor, Gary Oldman, conocido por su histrionismo. Pues bien, aunque no logra una obra redonda, justo es reconocer que salva los muebles, lo que no es poco dada la envergadura del reto. Creo, sin embargo, que el metraje, dos horas, podía haberse aligerado, y que tanto esfuerzo de contención, la búsqueda obstinada de un ritmo hipotenso, subrayado por la lánguida banda musical de Alberto Iglesias, podía haberse permitido algún paréntesis, haber hecho alguna concesión a la galería para subir la adrenalina del espectador. Es cierto que la trama se sigue sin dificultad, lo que es de agradecer en estas historias de intriga, donde a menudo te sobra algún muerto, como a Howard Hawks en El sueño eterno, que las interpretaciones, en general, son bastante presentables (soberbio John Hurt en su papel de Control), y que si aceptamos como termómetro del nivel de la película la densidad de silencio del público, nos hallamos ante una obra aceptable. Película pues para pasar una tarde entretenida, pero que se olvida en cuanto abandonas la sala. Por cierto, he tenido que cambiar de cine (irme a los Ideal) para no toparme de nuevo con Manuel Vicent, que es fiel a los Renoir.

2 Comments:

Blogger Joana said...

I l'evites??? No pots ni imaginar-te el que donaria jo per compartir una tarda de cinema amb ell, ni que fos des de la fila de darrera. Estic per preguntar-te a quina sessió va per muntar guardia el proper capde!!!

Una gran gosadia la de llançar aquest film tot i el perill de poder quedar eclipsat per l'ombra de la d'Alec McGuinness a la petita pantalla.

22:24  
Anonymous Anónimo said...

No evito a Vicent, es uno de los dioses de mi santoral, pero tenía miedo de que me acabase denunciando por acoso cinematográfico. Juan

22:35  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home