Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

miércoles, septiembre 10, 2008

Seriedad

Mire usted, se lo diré sin ambages: se está cubriendo de gloria. Me pregunto si una modesta edición, con una tirada limitada de ejemplares que en el mejor de los casos van a leer algunos conocidos, justifica esta grosera exhibición de fracasos y ridiculeces. Con franqueza: es usted patético. No me sorprende en absoluto que algún compañero suyo, don Jesús, un hombre cabal y con sentido común, se apresurara a llamar a su esposa, Paqui, ven, Paqui, mira esto. Esto, señor profesor, es su blog, al que usted absurdamente llama liblog, con ese afán de originalidad que le pierde. Está usted mal aconsejado por ese otro alumno, probablemente uno del Bachillerato de Humanidades, que le anima a desnudarse sin pudor ante sus lectores, entre los que mal que pese me hallo. Escriba, si lo desea, no le hace daño a nadie, pero si lo que pretendía era crear un ensayo sobre la situación de la enseñanza en España, me temo que se equivoca en sus planteamientos. Con esta explosiva mezcolanza, este endiablado cóctel de populismo, narcisismo y, sí, victimismo, aderezado con una prosa errática, con vocación canalla a veces y otra erudita y pretenciosa, siempre plúmbea, no va a ninguna parte. Y no entiendo qué perra (perdón por el vulgarismo) le ha dado a usted con la enseñanza pública y concertada, es usted un hombre de fijaciones obsesivas. Limítese a cumplir con su horario, exponga los contenidos ordenada y razonablemente, no olvide que le pagan un sueldo aceptable por ello, y déjese de veleidades adolescentes. Perdóneme el símil, pero se parece usted a esas hetairas (y perdón de nuevo por la osadía) que se van desnudando mientras el público les va introduciendo billetes bajo la ropa interior. Metafóricamente, está usted haciendo lo mismo. Pero gratis. Tómese unos días de asueto, por dios, reflexione antes de que la situación sea irreversible y, sobre todo, despida como consejero áulico a ese no tan anónimo compañero mío, que será de Letras y puede que hasta repetidor.

P.S.- Llevo un día como jefe de departamento, y comprendo perfectamente que el que estaba hace dos años se haya fugado a Brasil y la del año pasado haya tomado las de Villadiego y se haya pasado al Aula de Enlace. Yo voy a pedir el traslado a Canadá.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Le llamaban El canadiense.

16:57  
Anonymous Anónimo said...

Can I go with you?

23:44  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home