Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

domingo, diciembre 02, 2007

Antonio Machado


Preparando una clase del bachillerato, he vuelto a leer en profundidad estudios sobre Machado. La biografía de Gibson sobre él, tuve que abandonarla: no soportaba comprobar el grado de fracaso social, absolutamente inmerecido, que sufrió el poeta. En Machado, como en Baroja, lo que me cautiva es su desapego por los oropeles, su rechazo hacia las pompas, fúnebres o no. Mientras otros, como Unamuno, Valle o Alberti, sabían establecer los adecuados contactos, buscarse los mecenas políticos, para acabar consiguiendo rectorados, premios, cargos políticos y otras prebendas, Machado tuvo que ser evacuado casi a la fuerza de un Madrid bombardeado por el fascismo, no pasó de ser un modesto profesor de institutos provincianos, cruzó a pie la frontera en el exilio. Me lo imagino sentado en el bar de la estación de Cerbère pasando una de sus últimas noches entre los vivos, sin un mal camastro donde echarse, y me dan ganas de presentar una enmienda a la totalidad existencial. Claro que era un hombre en el buen sentido de la palabra bueno. Así le fue.

1 Comments:

Blogger Bob Dylan said...

Para los demás, es decir, nosotros, una frase del propio Machado:

«Es más difícil estar a la altura de las circunstancias que au dessus de la mêlée.»

Y allá cada cual con su inconsciencia.

14:20  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home