Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

lunes, febrero 13, 2012

Larra

No todo está perdido. Hoy, mientras me dirigía a clase, MO, alumno de 4º, me dice: profe, hoy es el aniversario de la muerte de Larra. En efecto, tal que un día como hoy, tras presentarse Dolores Armijo, su amante, acompañada por una amiga, en su casa de la calle de Santa Clara, 3, para recuperar unas cartas comprometedoras, Larra se descerrajó un tiro en la sien. En mi opinión, era inevitable que un tipo tan lúcido y melancólico acabase así, pero, afortunadamente, 27 años fueron suficientes para legarnos algunos de los artículos más formidables escritos en castellano. 

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Siempre hay alumnos que nos sorprenden y de cuando en cuando nos demuestran que todavía mantienen vivo su interés cultural.

Yo ni me acordaba en estos momentos. Deben ser los efectos del purgatorio :)

18:08  
Anonymous Anónimo said...

¿El suicidio fue por desamor? Podríamos hacer un análisis psicológico del tema. ¿Qué es exactamente lo que le debía faltar para suicidarse por no ser correspondido? Tema complejo, sin duda.

23:14  
Anonymous Anónimo said...

Anónimo 2, a un hombre que en cada artículo encerraba una esperanza o una ilusión, no podía faltarle nada.

Anónimo 1

11:06  
Anonymous Anónimo said...

Anónimo 1, algo debía echar en falta para hacer algo así, ¿no?. Quien decide poner fin a su vida es que no tiene NADA que le merezca la pena para atarse a ella.
Anónimo 2

21:09  
Anonymous Anónimo said...

Un suicidio raras veces supone una planificación previa, aunque también los haya, no digo que no, pero en la mayoría de las ocasiones se debe a estados de enajenación mental transitoria y es producto de estados anímicos depresivos, que no tienen por qué ser ocasionados por una carencia supuestamente permanente, ya sea de tipo afectivo o material. Bueno, al menos eso pienso.

Por otra parte vivir la vida, a mi entender es algo más que una atadura. Creo que está más relacionada con la libertad.

De todos modos lo que importa en este caso no son los motivos de su muerte, sino su legado.

Anónimo 1

02:26  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home