Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

sábado, octubre 27, 2007

La segunda crítica, en Distrito 19

La sonrisa de Buster Keaton – Juan Fernández Sánchez

Comenta el narrador de uno de los relatos de La sonrisa de Buster Keaton de Juan Fernández Sánchez que “nunca he sido de voz recia y contundente”, aunque sea esa, precisamente, la característica que mejor defina el estilo de este libro, la brillantez de su prosa, ese esfuerzo de estilista convencido para extraer de la cantera del lenguaje pepitas de oro que provocan inevitablemente en el lector una reverencia admirativa o, en el peor de los casos, su simple conformidad. Es el estilo, asimismo, el recurso que otorga unidad a este libro formado por diecisiete relatos breves y una introducción (tan importante o más que cualquiera de los relatos, ya que estamos ante una verdadera declaración de intenciones), un crisol en el que se hermanan las frases hechas y las coloquiales con los términos de raigambre más culta.
Los personajes que habitan las historias de La sonrisa de Buster Keaton son, a su manera, seres desarraigados, personas de carne y hueso que llevan tatuada en su ímpetu la palabra fracaso, aunque no es esta razón suficiente para que depongan las armas de su lucha contra el sistema establecido, que al final se impone, claro. Ejemplo de esto que comento se recoge en el relato Yo (y el Corte Inglés), una historia imposible en la que su personaje se manifiesta absurdamente reacio a los eslóganes de estos grandes almacenes. Está, por lo tanto, claro que lo que mueve a Juan Fernández es sacar partido humorístico a escenas cotidianas con una gracia socarrona, a veces cínica, que no se rinde siquiera ante la brutal inminencia de la muerte.
Dentro de la recopilación encontramos relatos de trama clásica (Tocata y fuga, Tránsito, Ponme algo de Mozart), de tema humorístico y de desenlace ingenioso, junto a otros relatos más intimistas (Bilbao, hora cero, Gatos, Punto de fuga), ambiciosas estampas descriptivas, de trama abierta o sin trama, donde la atmósfera es mucho más importante que la acción. En estos últimos relatos, los mejores a mi entender, Juan Fernández se aproxima al lirismo, a esa peculiar concepción de lo que para él es el relato: esencia, lirismo y humor.
Pocas veces podemos disfrutar de buenos libros editados de modo inmejorable, como en La sonrisa de Búster Keaton, donde una vez más comprobamos complacidos el buen gusto editorial de la Editora Regional de Extremadura.

Juan Carlos Fernández León, escritor

2 Comments:

Blogger Joana said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

19:10  
Blogger Joana said...

Perdón quiero decir: fantástico.

19:12  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home