Blog de Juan Fernández

De todo un poco, como en botica. Apuntes medioseculares, donde, por hablar, se habla hasta del gobierno. Este blog cuenta con la bendición de los siguientes santos: San Woody, San Humphrey, San Frank McCourt, Santa Almudena, Grande de España, patrona de los canadienses, y Santa Dorothy Parker. Borrachos y borrachas de sombra negra, abstenerse.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Spain

jueves, octubre 18, 2007

La invención de la soledad


Encuentra otra hoja de papel. La coloca ante sí sobre la mesa y escribe estas palabras con su pluma:
Fue. Nunca volverá a ser. Recuérdalo.

Último párrafo de la novela
La invención de la soledad, de Paul Auster

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Por qué destripas el final de la novela? Llevo una hora y pico pegada a este blog. Arriola es un recuerdo bueno, casi único, de aquél horrible lugar.

Qué bien escribes,aunque carezca yo de criterio bueno y digno de sonrisas.

La joven de la perla.

21:57  
Blogger Juan Fernández Sánchez said...

La joven de la perla no sólo tiene criterio; tiene también un gran pedazo de mi corazón.

22:47  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home